7 pecados capitales de Google Adwords

enero 29, 2012 en Marketing

Lo que debemos de evitar para realizar una  campaña impecable en Google Adwords, basándose en el estudio y análisis de múltiples cuentas de Adwords de distintos sectores

Avaricia.

No ser tacaño con uno mismo. El subir la oferta de una keyword a mediano plazo puede traer una mejor posición, Nivel de Calidad, CTR, más clics e incluso, si se trabaja bien, un menor costo. Suena contradictorio pero recuerden que el CPC baja cuando se tiene un buen CTR y nivel de calidad –si es mayor o igual a 8, estás ahorrando dinero.

Ira.

Sean pacientes, no todos los cambios se verán de la noche a la mañana, algunos requieren mucho trabajo, pero los resultados harán que valga la pena. Es natural equivocarse así que no hay que romper el teclado en la cabeza de nadie, mientras no se repitan los errores habrá valido la pena.

Pereza.

En ocasiones se crean campañas y se les deja una semana para ver su rendimiento. Olvidamos que éstas requieren un seguimiento constante, algunas keywords necesitan más oferta que otras, no todas las campañas gastan lo mismo, ni todos los anuncios funcionan igual. Recuerden también los factores externos: época escolar, campañas navideñas, feriados, etc. y finalmente revisar las campañas unas 3 veces por semana.

Gula.

No emplear demasiados anuncios o keywords –por grupo. Por lo general unas 5 o 15 keywords son suficientes, recuerda ser específico. Uno siempre quiere probar anuncios para saber cual rsultó más efectivo, pero disponer de tantos dificulta la comparación, lo mejor es usar siempre 2. Recuerden los grupos de anuncios se crean por intención. Finalmente emprear uno, máximo dos keywords abiertas por grupo.

Envidia.

No colgarse del tráfico de otra marca para conseguir visitas o quitarlas, por lo general resulta muy caro. Mientras que un anuncio con una carga ajena puede costar más de medio dólar; para los dueños de ésta, 0,01 dólar. Si lo que quieren son clics es mejor buscar otro camino y quién sabe, tal vez puedas sorprenderte.

Soberbia.

No hay que bajar la guardia. Si bien una campaña puede estar en su época dorada recuerden que siempre habrán terceros al acecho de ese rubro, no dejes de probar, crea nuevos anuncio, emplea nuevas keywords, añade negativas, si algo ya no funciona páusalo, no importa que tan bien le haya ido antes. Realiza cambios por lo menos una vez a la semana.

Lujuria.

Este punto está dedicado a la red de display. A veces el fuerte deseo de obtener clics nos obliga a pautar en lugares inapropiados para nuestro producto (hablo de página de ocio) dejamos a veces que nuestro anuncio aparezca a criterio de Google cuando deberíamos filtrar páginas, keywords y categorías. Nos importan más los clics que la calidad de los mismos ¿Quiñen compra ropa, el que mira ben10.com o falabella.pe? No hay que prostituir la marca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Infografía realizada por Attachmedia

Facebook Twitter Linkedin Pinterest Plusone Email