Hay  marcas que saben conectar con las emociones de los usuarios, pero como todo hay que mejorar y desarrollar tu branding, hoy  debe de ir mucho más allá y conectar emocionalmente a tu audiencia. «Una emoción es una experiencia afectiva en cierta medida agradable o desagradable, que supone una cualidad fenomenológica característica y que compromete una respuesta» (Chóliz, 2005).

El branding cada vez está más ligado a contar historias, una marca que no tenga una historia que contar a su público objetivo será fácilmente olvidada y quedará rezagada frente a otras que sí lo hagan. Uno de los ejemplos que más evidentes de cómo una marca cuenta una historia es Coca-Cola que dejó de lado todos los beneficios funcionales de su producto y se enfocó en conectar emocionalmente con sus consumidores. Su creencia de marca es inspirar momentos de optimismo y felicidad , Coca- Cola logra contando historias que trascienden el producto y se conectan emocionalmente con la audiencia.

Los consumidores queremos que las marcas reflejen nuestro estilo de vida, creencias, personalidad, círculo social y sus valores. En un artículo de la revista Time se demuestra como el costo de producir un iPhone 6 no es más de $200 dólares y su costo de venta al consumidor final está alrededor de los $650 dólares, con una ganancia para Apple de un 69% (Luckerson, 2014). Lo realmente interesante es que a pesar de que es de conocimiento general la diferencia entre el costo de manufactura del Smartphone y el costo de venta, cada vez que se da un nuevo lanzamiento se generan enormes filas en todos los puntos de venta. Esto es el Branding en su máxima expresión; Apple y el iPhone definen a su audiencia, los conecta y los emociona.

Las mejores formas de mejorar tu Branding personal y profesional. branding marca

En la era de las redes sociales, tu reputación profesional y las oportunidades de alcanzar tus metas profesionales en la vida dependen más que nunca de cómo te posiciones online. Así que párate y piensa ¿qué dicen tus perfiles sobre ti o tu empresas?

Saber lo que se dice de ti nunca ha sido tan importante, el 94% de los responsables de recursos humanos utiliza las redes sociales para encontrar candidatos y para hacer seguimiento de la actividad de sus empleados.

Como resultado, tanto si te gusta como si no, ahora tienes una marca personal online que gestionar. Mientras algunos sugieren que tu marca personal es simplemente la suma total de toda la información online disponible acerca de ti (especialmente en redes sociales) otros tienen una visión más amplia y defienden que tu marca personal está en realidad definida por lo que otros dicen sobre ti.

1. Visualiza tu meta brandingmarca2

No tiene mucho sentido dedicar tiempo y esfuerzo a fortalecer tu marca personal a menos que tengas claro exactamente por qué lo estás haciendo. Antes de ponerte manos a la obra con tus perfiles online, tómate tiempo para pensar cuáles son realmente tus metas y aspiraciones . ¿Un nuevo trabajo? ¿Cambiar de sector? ¿Conseguir hacer más negocios? ¿Establecer una reputación de experto en tu campo?

Una vez tengas claro qué es lo que estás tratando de lograr, entonces, puedes valorar adecuadamente la eficacia de tu marca personal actual y qué cambios deben hacerse para apoyar tus objetivos individuales.

2. ¿Cuál es tu mensaje?

Si ya tienes claro en tu cabeza qué es lo que estás tratando de lograr con tu marca podrás comenzar a crear los mensajes clave que quieres expresar en la red. En primer lugar tienes que crear una descripción clara y en una sola línea de ti y lo que ofreces de forma que te posiciones de forma clave para la consecución de tus objetivos. branding3

3. Aprovecha las fortalezas de cada plataforma

Las distintas redes sociales requieren diferentes aproximaciones y pueden jugar distintos papeles dentro de tu actividad de marca personal.

LinkedIn – Es la piedra angular de tu actividad de marca personal. Una vez que tu perfil esté en orden, busca y únete a grupos que sean relevantes para tus objetivos, participa en los debates y conversaciones que te interesen y comienza otros por iniciativa propia y publica regularmente contenido de interés. Mantén un ojo sobre las personas influyentes con las que te gustaría conectar y envíales invitaciones cuando te las encuentres.

Facebook – Los contenidos cuestionables en Facebook quizás representan la mayor amenaza para tu marca personal en la actualidad. Configura tu perfil de Facebook como ‘Privado’, lo que significa que sólo tus amigos puedan ver lo que publiques. Si deseas tener una presencia visible de forma pública en Facebook considera crearte una página o un nuevo grupo de tu sector, en lugar hacer tu perfil accesible a todos.

Twitter – En combinación con otros elementos de tu actividad social para crear tu marca personal, como por ejemplo tus otros perfiles y actualizaciones en redes sociales o tu blog, Twitter puede ser una herramienta muy poderosa para ayudarte a encontrar gente influyente a la que quieres dirigirte con tus mensajes y luego captar su atención. Tuitea por lo menos tres días en semana, publica tus pensamientos, preguntas y enlaces a contenido de terceros que sea relevante para tu sector o tus objetivos y participa en conversaciones que te interesen.

Google+ – Usando tu perfil de LinkedIn como plantilla, crea una cuenta en Google+ (si es que aún no la tienes). Las comunidades de Google+ son tremendamente útiles para identificar nichos de interés.

4. Establece tu campamento base en tu propio blog

Dependiendo de la cantidad de tiempo que tienes para dedicar a tu marca personal, es posible que desees considerar la posibilidad de crear tu propio blog. Después de todo, ¿por qué utilizar un tuit para enlazar a un interesante artículo de terceros, cuando podrías estar usando tus tuits para dirigir tráfico a tu propio blog, donde proporcionarías el enlace al artículo de terceros, junto con tus propias reflexiones sobre el tema en cuestión? Hay quien sugiere que es una buena idea tener tu propio nombre como dominio, pero si esto no es posible, trata de usar un nombre corto y con fuerza para tu blog que refleje el core de tu contenido y tus intereses. Una vez más, tratar de mantener un horario fijo a la hora de publicar las entradas del blog evitando hacerlo a lo loco!

5. Ya está bien de hablar de ti mismo

Todos conocemos a alguien que habla y habla sobre sí mismo y sus intereses sin siquiera molestarse en hacerte una sola pregunta sobre ti. Son molestos, ¿verdad? En las redes sociales es fácil caer en la trampa de sólo transmitir mensajes propios sin molestarse en prestar atención e interesarse por lo que otras personas están haciendo o diciendo. Asegúrate de que elogias, compartes y respondes al contenido interesante que otros publican.

6. Dicen por ahí…

Si bien es cierto que tu marca personal equivale a lo que otros opinan de ti (en lugar de la información que pones acerca de ti mismo) es absolutamente crucial que vigiles constantemente la web para encontrar cualquier mención online de tu nombre que pueda tener un efecto positivo o influencia negativa en tu reputación. Hay varias herramientas gratuitas disponibles, SocialBro para Twitter que pueden ayudarte a hacer esto. En caso de encontrar una mención negativa de ti, contacta directamente con la persona responsable y proponle continuar la conversación offline o en en privado.

7. Es una maratón, no un sprint

Construir con éxito una marca personal online que sea efectiva no es fácil: todos los consejos mencionados requieren tiempo y compromiso a lo largo del tiempo. Necesita que estés encima de ello a largo plazo por lo que desde el principio, sería acertado saber exactamente cuánto tiempo tienes disponible para dedicar al desarrollo de tu marca personal y luego programar esos tiempos dentro de tus compromisos habituales, tanto profesionales como personales. Tanto si estás dentro o fuera del trabajo, si trabajas por cuenta propia o estás planeando cambiar de sector, una marca personal online fuerte es cada vez más un factor vital para determinar si tendrás éxito o no. No lo descuides: empieza a pensar cómo puedes impulsar el potencial de tu marca personal desde hoy mismo!

Fuentes marketing directo & SocialBro