Las redes sociales potencian la presencia de tu negocios en Internet y están al alcance de cualquier empresario, pero para lograrlo hay que adaptar los objetivos comerciales a estrategias de social media.

Los medios sociales te permiten llegar directamente al cliente , un personaje público, e interactuar con él así conocer sus gustos.

Las redes sociales son magnificas para despertar el interés de los consumidores y para mantener la conexión con quien ya conoce el negocio

Aproximadamente el 60% de la población española usa redes sociales, lo que supone más de 29 millones de personas que pasan parte de su tiempo navegando por Facebook, TwitterInstagram, etc, según un estudio de Hootsuite y We Are Social. El tiempo de uso, además, se multiplicó durante el confinamiento: el de WhatsApp aumentó hasta un 76% y el de Twitter, en más del 51%, de acuerdo con el informe Coronavirus

Estos hábitos dejan patente la importancia de las redes sociales en las estrategias de marketing. Cualquier empresa, hasta la más pequeña, puede utilizar estos canales digitales para atraer a su público. Es posible crear un plan básico en redes sociales con pocos recursos. Solo hace falta contar con tiempo y los conocimientos adecuados.

Hay que invertir en buena formación y desde mi experiencia muchas veces no es la «titulitis» es saber poner en práctica lo aprendido.

Una persona desbloquea su móvil una media de 150 veces al día para consultar, principalmente, la mensajería y las redes. La clave impactarle y captar su atención cada vez que lo hace

Aunque no existe una fórmula del éxito mágica ni definitiva, conviene seguir unas pautas que garanticen el uso eficaz de estas plataformas. Para empezar, no se deben ver las redes como un simple canal de difusión de productos, sino que se tienen que integrar en la estrategia de tu negocio y tener un objetivo real detrás.

Muchos empresarios persiguen el objetivo final de la venta, pero las redes sociales sirven principalmente para atraer al público a tu mostrador virtual.

¿Gestionar personalmente las plataformas sociales o contratar a alguien externo?

Pregúntate antes de dar el paso de estar en redes sociales si dispondrás de tiempo para gestionarlas.

Si no dispones de tiempo contrata a algún profesional que se encargue de ellas si no puedes pagarle todas las horas que necesitas, contrate menos horas aún así saldrás ganando. Te recuerdo una de mis frases Menos es más

¿Cómo empezar la estrategia de redes sociales del negocio?

Para realizar un plan de contenidos express empieza

Un análisis previo para conocer la competencia

Tanto si empiezas desde cero como si ya se tiene presencia en las redes, analiza qué están haciendo los demás.

La ventaja de las redes sociales es que son públicas, y por tanto se puede ver todo lo que hace la competencia

Empieza averiguando tres cuestiones:

  • Las plataformas sociales y las publicaciones: es vital saber en qué redes publica la competencia y el tipo de contenidos que lanza; si opta por vídeos o por fotos, por ejemplo, y con qué periodicidad lo hace.
  • Las interacciones: explorar el número y el tipo de comentarios que dejan los usuarios y las publicaciones con más me gusta, entre otros aspectos.
  • Los seguidores: qué tipo de personas se interesan por las publicaciones de la competencia. “Eso puede ayudarte a definir el perfil del público al que quieres llegar”

Definir el público objetivo

Cuanto más conozcamos a nuestro cliente ideal, mucho más fácil va a ser llegar a él, es pura lógica que a veces no aplicamos. Las empresas saben qué tipo de personas acuden a su establecimiento o requieren de sus servicios, pero hay que atraerlos, mantenerlos y fidelizarlos en las redes sociales como en cualquier otra forma.

La mejor fórmula para encontrarlos, es algo tan sencillo como preguntarles directamente en qué canales digitales se mueven. También es interesante facilitar una encuenta a los clientes a cambio de un descuento, un detalle que nos interese, para que salga content@ y sea win to win.

Marcar objetivos

Debemos de tener claro los objetivos que la empresa se plantee lograr que las redes sociales sean cercanas y asequibles en función de los recursos de los que se disponen, acotados en el tiempo, medibles y deben derivarse de unos propósitos comerciales, que serán múltiples.

Uno de ellos seguramente sea hacer crecer la marca. Para lograrlo hay que fomentar la interacción con el público potencial en esas plataformas, algo que se logra creando buenos contenidos para tu Target. Otra forma puede ser optimizar la retención de clientes, para lo que convendrá reducir el tiempo medio de respuesta a los comentarios de los seguidores.

Decidir en qué red social estar

La elección dependerá del producto o del servicio que ofrece la empresa y el tipo de comunicación que desea entablar con los consumidores. Un restaurante, una perfumería pueden mostrar sus productos y ofertas a través de Facebook o Instagram, dado que en estas plataformas predomina lo visual. En cambio, un entrenador personal se apoyaría en los vídeos largos de Instagram y en YouTube ya que ambas son un escaparate para sus propuestas de entrenamiento.

Una editorial puede lanzar sus mensajes y ofertas a través de Twitter, donde predominan la palabra y las opiniones o en Facebook, ya que podría crear grupos con públicos segmentados, mientras que una empresa de frutería, panadería pueden poner el foco en WhatsApp para responder a dudas de los consumidores, además de recibir pedidos o avisos a través de esta vía.

Siempre digo en mis formaciones que Facebook es una red social genérica y completa. En ella se encuentran todos los grupos de edad bien segmentados.

Estas plataformas cuentan con versiones corporativas gratuitas, aunque también disponen de versiones de pago.

● Facebook. Cuenta con 21 millones de usuarios en España (2.700 millones en el mundo) de todas las edades. Es una de las más completas: permite subir vídeos, fotografías, audios y enlaces, además de dar la posibilidad de crear grupos para seguidores. Sigue siendo una red increíble que se está dejando de lado y continúa teniendo mucho tráfico.

● YouTube. La plataforma de vídeos por excelencia llega a 28 millones de españoles que dedican una media de 36 minutos al día, según la investigación de marketing en Internet comScore. Esto la convierte en un escaparate para lanzar demostraciones de productos y servicios.

● Instagram. El público joven sigue estando en ella, aunque cada año la media de edad aumenta. “Se empieza a parecer a Facebook”. Se centra en la imagen, pero cada vez toma más peso el vídeo a través de su servicio IGTV y Reels, que adopta el formato de vídeo corto de Tik Tok.

● WhatsApp Business. Permite un contacto directo con el cliente a través del chat para responder dudas o hacer pedidos. Ofrece la posibilidad de crear grupos a los clientes, dar acceso al catálogo de productos y realizar los pagos sin salir de la plataforma.

● Twitter. Su función principal es generar conversación. “Es una buena herramienta para gestionar la atención al cliente”.

● Tik Tok. La red social para un público más joven o que le gusta mucho la música y hacer vídeos sencillos. Es una aplicación pendiente de explotar por las marcas.

● LinkedIn. Es la mayor red social para profesionales donde los reclutadores de empleo y los empresarios que saben explotarla generan mucho negocio. Hay una gran variedad de público están los empleados de oficina, directivos y management intermedio y también mucho CEO la mayoría humo, hay que decirlo todo. 😉 Ya sabes que me gusta dar todos los datos.

Medir los resultados

Hay que medir, medir y seguir midiendo … Sin análisis ni monitorización no hay evolución. Es necesario seleccionar indicadores que nos permitan ver cómo está funcionando la comunicación en las redes recomienda. Deben ser datos tanto cuantitativos como cualitativos: desde el número de personas que han compartido las publicaciones al tipo de comentarios que han dejado.

En el mercado hay herramientas que nos ayudan en estas tareas. Hay herramientas que nos facilitan el trabajo como Hootsuite, SocialGest, Buffer .

Conclusión

Después de tener un buen perfil en las  redes sociales, el trabajo principal será publicar (con un calendario editorial), salir de la zona de confort y además interactuar con otros usuarios para ser social dependiendo de la estrategia que tengamos. La campaña de redes, sin embargo, debe ir acompañada de otras acciones de marketing para potenciar al máximo tus resultados.

Hay que tener una buena web y así poder atraer a tu público ideal. Para eso hay que emplear técnicas, como, por ejemplo, el posicionamiento SEO (Search Engine Optimization),En post anteriores ya hablé sobre todos los beneficios de él y dar con una fórmula para que el algoritmo del buscador califique el contenido de la página del negocio como relevante y útil para el público que está buscando. Un procedimiento que es bueno dejarlo en manos de especialistas.

¿Necesitas ayuda?