Internet es un territorio abierto, para todo tipo de empresas  Todas tienen las mismas posibilidades de hacerse un hueco y alcanzar a su target. Antes de aventurarte a abrir la comunicación, sería conveniente que realices un pequeño Social Media Plan.

Debes de ser consciente de que dispones de los recursos necesarios para atender debidamente el perfil y cuentas con los conocimientos apropiados para lograr tus objetivos.

¿A quién te dirijes?

  • ¿Sabes cuál es tu público objetivo? Defínelo y,búscalo, centrándote en tu entorno local.

  • Pregunta a tus clientes si son usuarios de las redes sociales, cuales utilizan y el motivo.

¿Qué hace tu competencia?

  • Haz un pequeño estudio de mercado, visita sus perfiles, conoce a sus seguidores, analiza la actividad que se produce en torno a su empresa.Tanto para conocer la competencia, como tu público objetivo y el entorno monitoriza

¿Qué pretendes conseguir en Internet?

  • Establece objetivos claros, para saber a  dónde te diriges y te será más fácil establecer las acciones para conseguir tu meta.

¿Cómo vas a lograr tu objetivo?

  • Diseña una estrategia,bien dirigida, que incluya :

Plan de contenidos 

  • Noticias e información sobre su empresa. Da a conocer horarios, ubicación del local etc.

  • Eventos de la zona que puedan ser de interés para el público objetivo

  • Aporta siempre contenido útil,creativo y personalizado.

  • Artículos de tu web o blog . Utiliza las redes sociales como una importante fuente de tráfico para tu web.

Periodicidad de las publicaciones

  • Importante mantener activo el perfil; de poco te sirve saturar al usuario una mañana con 20 post al día  y después estar una semana sin publicar nada. Planifica las actualizaciones, a lo largo del día.

Interacción del perfil

Como toda red social, es un canal donde practicar la conversación activa, por lo que tienes que ponerte las pilas

  • Plantear preguntas

  • Busca conversaciones interesantes y participa.

  • Aportar tu visión personal sobre temas relevantes para tu público

  • Demuestra el factor humano de tu perfil, a nadie le gusta hablar con un robot.

  • Potencia tu perfil en las redes sociales como canal de atención al cliente, es un recurso muy útil y efectivo, que favorece en engagement y aumenta la fidelidad del cliente

  • Contesta siempre.

Gestión de crisis

  • Saber qué hacer ante un comentario negativo o una queja por parte de un cliente, prepara una política de actuación. No te fíes de la improvisación, es aconsejable tener una respuesta preparada y no dejarse llevar por los acontecimientos.

Mide el grado de actividad de su perfil

  • Analiza las acciones que tienen lugar en torno a tu empresa en las redes sociales. Analiza los KPI’s y determina el grado de consecución de tu objetivo. Si lo necesitas, reorienta tu estrategia.

El posicionarte en internet no consiste en abrir un perfil y publicar un par de post al día, esto conlleva un arduo trabajo diario, que merece la pena valorar. No te olvides de añadir tus direcciones en tu correo,tarjetas etc…