Social Media es improvisación, aunque debes de tener una estrategia fuerte, definida, coherente, creando la mejor improvisación posible. Tus acciones en social media no atienden a ningún criterio ni objetivo concreto. Tener presencia efectiva en Social Media siempre con una estrategia, que defina las acciones a llevar a cabo, así como los objetivos a perseguir y cómo actuar en cada caso. 

Contesta a estas preguntas 

  • Tamaño de la empresa y con que recursos dispones.
  • Tienes presencia en medios sociales ¿si, no? Cómo…
  • ¿Qué se ha hecho hasta ahora online?
  • ¿Se habla de nosotros en los medios sociales: blogs, foros, redes…?
  • Lo que se dice de nosotros ¿es positivo, negativo, neutro?

No cuentas con un presupuesto específico para gestionar tu presencia en redes sociales. ¿ es gratis? Borra de tu mente  que las redes sociales las puede llevar el becario. Para dar de alta un perfil no tienes que pagar, pero sí para gestionarlo correctamente. No olvides que lo barato al final sale carísimo.

Tienes unos horarios y días de publicación en redes sociales. O realmente lo haces cuando tienes un poco de tiempo disponible. Si publicas desde moda a cocina, tus seguidores no tendrán claro a que te dedicas.

Bla, bla, bla …. Olvídate de las reflexiones sobre todas las ventajas de tu producto e invita a tu audiencia a probarlo, ofrece alguna campaña degustación, descuento y anímales a que sean ellos quienes hablen de las bondades de tu marca, servicio y/o producto.

Las redes sociales no son un monólogo, sino un espacio abierto al diálogo. Da rienda suelta a todas y cada una de las opiniones, entre tu marca y los usuarios, crea una escucha activa,  atiende sus peticiones. Crea un espacio de diálogo donde quieran pasar mucho tiempo. Si solo hablas de ti, acabarás con una imagen de marca 1.0 o lo que es lo mismo obsoleta.

El contenido es el rey. Tus acciones en redes sociales deben contar con información de calidad, interesante y atractiva. Si no aportas nada nuevo, ni creas un ambiente vivo, con promociones y actividades, es humo todo lo que tendrás.

Se original y creativo no solo en tus fotos sino también en tus comentarios. Tienes que diferenciarte de tu competencia, por hacerte un hueco en la mente de tu target. Si quieres resultados distintos no hagas siempre lo mismo.

No basta con tener un contenido relevante, hay que saber comunicar. No es solo publicar contenido en tu blog  o en tu muro de Facebook. Llevado a algún ejemplo es como si le digo a mi madre que soy consultora de marketing que tengo un blog y que me gustaría escribir en varios medios además de mi blog, no tendré las mismas posibilidades que si me doy a conocer a bombo y platillo. Viraliza tu contenido a través de las redes sociales, envíalo a agregadores de contenido, envía Newsletter, crea una estrategia adecuada para conseguir tus objetivos.

No dejas que tus seguidores interactuen en tus redes sociales. Este medio es ideal para establecer contactos, conocer de cerca los intereses de tu público objetivo, mejorar tu reputación online, estar más cerca de tus clientes e incluso hacer networking. Todo esto es posible, si la conversación es bidireccional.

En los medios sociales redes nunca puede faltar un gesto tan sencillo como es mostrarse agradecido por las menciones, la participación de los usuarios. Este acto tan simple genera una actitud favorable hacia la marca y crea engagement.

 Cuida la frecuencia de tus publicaciones el no publicar es malo pero el ser demasiado intensa, puede llegar a cansar a tus seguidores, quienes pueden optar por bloquearlas, dejar de seguirte y tacharte de pesado malo para tu branding.

 No te preocupas por saber qué se dice de ti en la red, quién te menciona, para bien o para mal; o qué tendencias se detentan en el sector. Vives inmerso en tu mundo, ajeno a lo que sucede en tu entorno más inmediato. No esperes más y haz un seguimiento exhaustivo de todo lo relacionado con tu marca o tu actividad.

No tienes capacidad para estar al frente de un cliente insatisfecho o de un troll. Es imprescindible contar con un plan de crisis, una serie de indicaciones para saber «qué hacer en caso de?» De este modo podrás paliar en cierto modo la repercusión de una acción negativa, estarás preparado para actuar.

Tus actualizaciones en redes sociales están totalmente automatizadas. Si tus acciones en Social Media se reducen a lo que publica un programa, el tono de tu conversación será frío, inexistente. Las herramientas soy muy útiles; trabajan por ti, pero no podrán nunca sustituirte; debes aportar el valor humano, hacer comentarios y valoraciones personales.

El tono de tu conversación parece el de un robot. Saca a relucir tu lado humano, incluso los mensajes programados pueden tener un matiz personal. En tu planificación puedes incluir un mensaje de buenos días, o una pregunta que invite a la respuesta, del tipo ¿qué os parece?? u ¿os ha pasado a vosotros? De este modo la conversación tendrá otro carácter, parecerá que hay alguien al otro lado.

En redes sociales, la fecha de caducidad de un mensaje es en tiempo real. Cuida el contenido de tus actualizaciones, utiliza temas interesantes para tus usuarios.

Ya no escribes en tu blog. El blog es una de las actividades más eficaces en Social Media, gozan de gran credibilidad por parte de la audiencia y ayuda a aumentar el tráfico web.

No cuidas la calidad de tus fuentes. No es lo mismo contar con una fuente de sobrada solvencia, que mencionar un blog de poca monta. Esto repercute directamente sobre tu credibilidad e imagen profesional.

Tienes cuenta abierta en todas las redes sociales que se han cruzado por tu camino. Elige las afines a tus intereses y los de tu audiencia, en las que tengas capacidad para estar, allí donde estés en disposición de desarrollar una presencia de marca efectiva. Donde tus recursos te permitan.

Crea una marca fuerte evitando los principales errores de Social Media
social media errores2016